Las grandes migraciones de la historia argentina (en las que millones de personas abandonaron sus hogares de provincia hacia las grandes ciudades) no fueron siempre casos de buena fortuna. Así, la Argentina vivió el inesperado crecimiento de asentamientos marginales que en el presente ajustan como fajas las cinturas de las urbes, entre las que Córdoba no es la excepción.
“Desde 2011 hasta la fecha se han ido incrementando en Córdoba no sólo nuevos asentamientos, sino también que los asentamientos irregulares existentes han ido creciendo. Por eso tenemos que dar esta respuesta inmediata al problema de los barrios marginales que tiene la Capital y, en algunos casos, el interior”, explicó el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Rodrigo Rufeil.
Ni las luces de la democracia pudieron evitar que los asentamientos transitorios terminaran convertidos en villas permanentes, aunque ahora, gracias a un crédito multimillonario del Banco Interamericano de Desarrollo (Bid), podría cambiar la historia de cinco barrios marginales en esta capital y cinco más del interior de la provincia. El Programa Mejoramiento de Barrios (Promeba) es un “plan dirigido a obras de infraestructura y la mejora de la situación habitacional. No obstante, el acuerdo que nosotros firmamos con la Nación es para que nos incluya dentro del crédito con obras de infraestructura para los barrios, tales como asfalto, cordón cuneta, agua, luz, desagüe, cloacas y también infraestructura periférica, es decir, la construcción de algún zoom, dispensario o equipamiento urbano, para dar además una solución integral a la familia sin la necesidad de relocalizarla, sino pensando en que necesita un baño, una habitación”, explicó el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Rodrigo Rufeil.
Con una firma entre el gobierno nacional y el Bid en septiembre pasado, el Promeba III, que contó con varias ediciones en las décadas pasadas, vuelve a Córdoba luego de los cortocircuitos políticos en la administración de José Manuel de la Sota y el gobierno de Cristina Fernández. Con 200 millones de dólares de presupuesto, la presidencia de Mauricio Macri acordó con cada provincia su porción del crédito. Aunque en este caso son proyectos urbanísticos presentados por Córdoba a la Nación en 2011, su reanudación permitirá hoy urbanizar, en esta ciudad y durante los próximos meses, las zonas críticas de La Tela, El Tropezón, Villa Inés-El Trébol, Barranca Yaco-Bajo Pueyrredón y Hermana Sierra-Cooperativa 28 de Noviembre, más otras cinco en diferentes localidades. “Estamos atendiendo básicamente el 20 por ciento del problema estructural que tiene Córdoba”, destacó Rufeil.
18/03/2016

Deja tu comentario

Leave a Reply