Una vez más, Pekín ha instado a EE.UU. a respetar la política de ‘Una Sola China’ y le pidió evitar intentos que provoquen la independencia de Taiwán.

“EE.UU. no debe ayudar a la independencia de Taiwán. Tiene firmados tres comunicados conjuntos con China con los que tiene que estar comprometido”, ha declarado este viernes el portavoz de la Cancillería china, Hong Lei.

Insistiendo en que la postura de Pekín es “muy clara”, ha enfatizado que la cuestión de Taiwán es uno de los asuntos internos de China y, por tanto, Washington no debe injerir en estos temas.

La advertencia de China se produce en el mismo día que Tsai Ing-wen ha tomado posesión como la presidenta de Taiwán. La primera mujer presidente de la isla es muy crítica con el Gobierno chino.

En 1970 Washington firmó un acuerdo con Taiwán convirtiéndose en el mayor proveedor de armas a la isla.

China y EE.UU. han suscrito tres comunicados conjuntos, entre ellos, el rubricado el 17 de agosto de 1982 que prohibe la venta de armas de Washington a Taiwán.
Tsai Ing-wen, nueva presidenta de Taiwán, asume el cargo en una ceremonia en el palacio presidencial de Taipéi tras ganar por mayoría las elecciones de enero, que pusieron fin a ocho años de acercamiento con China, 20 de mayo de 2016.

En este contexto, el pasado 21 de diciembre China volvió a instar a EE.UU. a detener la venta de armas a Taiwán, una semana después de que la Administración del presidente de EE.UU., Barack Obama, autorizara una venta de armas valorada en 1830 millones de dólares.

El portavoz de la Cancillería de China ha llamado a la Casa Blanca a dejar de lado estas acciones provocativas y suspender todos los contenidos de dicho acuerdo.

Hace 66 años (1949) que Taiwán se considera independiente de la República de China, mientras que China no reconoce su independencia y reclama a la isla como parte de su territorio; todas las negociaciones entre Taiwán y China se llevan a cabo a través de organismos no gubernamentales.

20/5/2016

Deja tu comentario

Leave a Reply