El Intendente de Lanús, Néstor Grindetti, se refirió a algunos de los puntos clave en el inicio de su gestión, puntualizando centralmente en la seguridad, señalando que mantuvo “una reunión con todos los comisarios para establecer con ellos una rutina de trabajo semanal para hacerlo en conjunto”.

“La verdad que están preocupados por la inseguridad, hay gente con mucha vocación de hacer las cosas bien, les faltan recursos humanos y físicos como móviles. Vamos a colaborar, les decía que el cambio empezó pero todavía no terminó, de a poco vamos a trabajar en conjunto. Estamos en contacto con (el ministro de Seguridad provincial) Cristian Ritondo y la gobernadora bonaerense (María Eugenia Vidal) por este tema. Tenemos una fuerte chance de que las cosas empiecen a cambiar. La seguridad es una política metropolitana, la vamos a trabajar de esa forma. Trabajar en conjunto será una política de Estado”, destacó.

Luego, en cuanto a la realidad que se encontró al momento de asumir como Intendente, Grindetti remarcó que “en el funcionamiento del Estado, muchos empleados municipales que tienen ganas de trabajar pero les faltan políticas, procedimientos, procesos, no tienen elementos, una dejadez muy grande que pensamos revertir rápidamente”.

A su vez, explicó que “también hay complicaciones con el patrimonio, los autos, las herramientas, hay cosas que no están, que están mal, todo destruido. Lo demás era lo que pensábamos encontrar. Está mal el funcionamiento hacia dentro del gobierno”.

Por último, se refirió a las villas que existen en la ciudad: “No se puede decir que hay viviendas sociales para todos. Vamos a urbanizar los barrios, dándoles asfalto, calles, agua corriente, cloacas, es un trabajo complejo y ordenar con presencia del Estado, después de la infraestructura llevar seguridad, una presencia dentro de Estado dentro del barrio. Poco a poco vamos a ir avanzando”.

Deja tu comentario

Leave a Reply