Tras el anuncio del primer paro contra la reciente gestión de Gustavo Sáenz, el actual intendente se refirió a la medida adoptada por UTM.

 


Yo respeto muchísimo a los gremios pero no voy a permitir que se diga que somos dictadores, tampoco nos creemos mesías que llegamos a la administración municipal para solucionar problemas. Yo tengo la obligación y la responsabilidad degobernar para 600 mil salteños, mi prioridad son los vecinos que me votaron y me pusieron en este lugar”, sostuvo el intendente.

Con respecto a las denuncias por supuesta violencia laboral, Sáenz indicó que desde la Secretaría de Gobierno Municipal se encargarán de investigar la situación. “Yo he planteado la ley contra la violencia laboral en la administración pública, hay un proyecto trabajado en conjunto con el Colegio de Abogados, que ahora está parado en Diputados”, agregó.

Sáenz consideró que la medida no es acertada ya que recién lleva sólo 12 días hábiles en su gestión. “Serrudo debería darse cuenta de que aquí no tiene un enemigo, acá hay un intendente que es amigo de todos los salteños y que va a atender las necesidades de los gremios pero tienen que darnos los tiempos necesarios”, dijo.

 

fuente

Deja tu comentario

Leave a Reply