El gobernador Carlos Verna afirmó este martes que la provincia no tomará deuda para afrontar gastos corrientes y, de esta manera, desmintió nuevamente que la provincia fuera a emitir un bono para ese tipo de erogaciones.El gobernador aclaró que sí está abierta la posibilidad de tomar créditos internacionales para obras de infraestructura que superen la posibilidad de financiamiento provincial.

Verna encabezó el relanzamiento del sistema Pilquen, un registro de beneficiarios sociales de toda la provincia, en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno. Allí aclaró: “Nunca vamos a tomar deuda para gastos corrientes. Si puede ser que planteemos la posibilidad de tomar deuda para hacer obras que trascienden una gestión. Puede ser el caso concreto el saneamiento de Santa Rosa, una obra que llevará más de un período de gobierno y que el financiamiento escapa a las posibilidades de la provincia”.

El gobernador insistió en la idea de que la provincia debe instrumentar políticas de estado que potencien la generación de empleo privado para lograr el desarrollo pampeano. “Es posible el desarrollo para generar trabajo privado, estable y decente”, remarcó.

Por otra parte, evitó dar precisiones sobre el proyecto de presupuesto provincial que ingresó este martes por la tarde a la Legislatura. “Es lo que corresponde por respeto a los diputados. Primero lo deben conocer ellos”, se disculpó. De todos modos, admitió que la “carga mayor” es la asignación de partidas para afrontar el pago de salarios y aclaró que ni figura una actualización para el segundo semestre porque eso saldrá de la discusión paritaria y del reclamo de los gremios de acuerdo a los índices inflacionarios que se registren en lo que resta del año.

El primer mandatario estimó que no será necesario el pago desdoblado de salarios y también que la posibilidad de que los municipiso utilicen las regalías petroleras para pagar salarios aliviará la situación financiera de las comunas.

03/05/2016

Deja tu comentario

Leave a Reply